#STOPCULEBRAREAL incorpora una unidad canina a la lucha contra especies exóticas invasoras

Russel y Mamba rastrean mercancía que llega a la isla con el objetivo de evitar la introducción de especies exóticas invasoras. También pueden detectar de forma temprana la aparición de nuevos núcleos de población de la culebra real de California en Gran Canaria, atajando su dispersión.

MEDIO AMBIENTE 17/03/2023 REDACCIÓN REDACCIÓN
stopculebrareal-unidad-canina_noticias-de-gran-canaria

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, a través de Gesplan y en coordinación con el Cabildo de Gran Canaria, ha incorporado dos nuevos efectivos en su lucha contra las especies potencialmente invasoras. Se trata de Russel y Mamba, un pastor belga malinois, y un cruce de labrador y golden retriever.

Los canes rastrean desde el pasado mes de agosto la mercancía que llega a Mercalaspalmas, principal centro logístico de distribución de productos agroalimentarios de Gran Canaria. El club deportivo de adiestramiento canino La Sombra del Cerbero entrenó durante ocho meses a estos perros hasta que fueron entregados a la empresa adscrita a la Consejería, donde llevan ya más de un año practicando para percibir el olor de varias especies exóticas invasoras que ya se han detectado en la Isla.

El consejero del Área, José Antonio Valbuena, remarcó que "el pasado año a través del proyecto #STOPCULEBRAREAL se capturaron en toda Gran Canaria un total de  2.675 ejemplares de culebra de California, de los cuales 1.686 fueron capturados por el personal del proyecto y 989 gracias a avisos de la ciudadanía". Sobre el trabajo desarrollado en Mercalaspalmas, explicó que se lleva a cabo el protocolo establecido y, afortunadamente, no se ha detectado ninguna serpiente en estas instalaciones.

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, Inés Jiménez, hizo hincapié en la importancia de la colaboración ciudadana en este proyecto para alertar de la aparición de este tipo de animales invasores que, aunque son inofensivos para los humanos, consumen principalmente reptiles endémicos. En esta línea subrayó que "la situación en algunos puntos concretos de la Isla empieza a ser dramática porque los lagartos han llegado a desaparecer".

Se ha establecido un protocolo de actuación específico de búsqueda activa para el trabajo en las instalaciones de dicho establecimiento. El principal objetivo es evitar que algunos ejemplares de culebra real de California entren como polizones a las instalaciones, por lo que se decidió operar en la entrada del recinto en el horario en el que entran camiones con mercancías. Mientras el conductor del vehículo presenta la documentación necesaria para acceder a Mercalaspalmas, se realiza la inspección por parte de la Unidad Canina –el guía con uno de los perros-  alrededor del camión con el motor apagado.  Además, de forma complementaria, se instalaron dentro del recinto varias trampas de doble embudo.

Para estar preparados, los entrenamientos de los canes se han desarrollado simulando situaciones diversas, ubicando al animal en lugares tales como el interior de vehículos, en maletas, cajas, naves industriales e incluso dentro de las casas. La principal ventaja de trabajar con estos animales es que agilizan las labores de búsqueda con su gran sentido del olfato, el cual resulta mucho más certero que nuestra vista. De acuerdo con el guía canino, Russel y Mamba tienen una tasa de acierto cercana al 95%.

Durante el pasado año, la Unidad Canina destinó un total de 1.049 horas a labores de adiestramiento, 206 a la búsqueda activa, 120 al adiestramiento en un entorno natural y 104 a la formación.

Entrada de especies exóticas invasoras

La bioseguridad es el principal motivo por el que la Unidad Canina realiza su trabajo en Mercalaspalmas, por el elevado tráfico de vehículos y mercancías diarias, entre distintitos puntos de la Isla y el resto de las islas del Archipiélago. El transporte aéreo, marítimo o terrestre involuntario de ejemplares mezclados entre las mercancías es una de las principales vías de llegada y/o de dispersión de especies exóticas de fauna a las Islas.

Esta pareja de perros está entrenada para rastrear entre los camiones y en el entorno del recinto de Mercalaspalmas, para evitar el transporte involuntario de ejemplares de culebra real de California a otras islas del Archipiélago y a otras localidades de la Isla.

La bioseguridad

Los ecosistemas aislados evolutivamente, como ocurre en el archipiélago canario, son reservorios excepcionalmente ricos en diversidad biológica. En Canarias existen numerosas especies que son únicas en el mundo, endemismos que han evolucionado en condiciones muy específicas en nuestro territorio. Esta cuestión les hace ser especialmente vulnerables ante la llegada de especies exóticas. Esto ocurre con los reptiles endémicos de Gran Canaria que, ante la invasión de la culebra real de California, no cuentan con mecanismos de defensa ante este predador que se adentra hasta su guarida. El resultado es alarmante allí donde se establece esta especie invasora el lagarto gigante de Gran Canaria desaparece.

Las labores de bioseguridad son de gran relevancia en el contexto de un territorio como Canarias, donde en cada isla existe una realidad diferente y donde un trabajo efectivo de control en las vías de comunicación entre las Islas puede evitar problemas de gran magnitud como el que presenta la culebra real de California en Gran Canaria.

El trabajo de la Unidad Canina es un pequeño paso para intentar evitar que de manera fortuita ejemplares de culebra real de California lleguen al resto de islas Canarias.

Te puede interesar
Lo más visto