Gran Canaria aterriza en la World Travel Market con el objetivo de consolidar el mercado británico

La incertidumbre económica del Reino Unido no frena las salidas vacacionales a España, con Canarias como destino preferencial, y los expertos indican que los ingleses no están dispuestos a renunciar a su semana de sol y playa

TURISMO 03/11/2023 REDACCIÓN REDACCIÓN
turismo-gran-canaria-world-travel-market_noticias-gran-canaria
El mercado británico se ha situado como el primer cliente del sector turístico de Gran Canaria I Foto: Turismo de Gran Canaria

Un año más, Turismo de Gran Canaria estará presente en la World Travel Market de Londres, cita de referencia del mercado británico que se celebra esta próxima semana, entre el 6 y el 8 de noviembre, en el barrio de ascendencia isleña de Canary Wharf.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y el consejero de Turismo del Cabildo, Carlos Álamo, lideran la comitiva grancanaria, con una treintena de reuniones en la agenda, en un año que se presenta como histórico tanto en volumen como en facturación. "Nunca antes habíamos tenido tantos clientes británicos como ahora", destacó el consejero antes de señalar "pretendemos consolidar este buen momento, y los actuales niveles de gasto y facturación, a pesar de las dificultades de la economía del Reino Unido, y darle continuidad en el tiempo con nuevos acuerdos".

Los datos de llegada apuntan a un ejercicio de registros históricos. 692.871 pasajeros británicos aterrizaron en el aeropuerto de Gran Canaria entre enero y septiembre de 2023, lo que implica un aumento del 16,9% en la comparativa interanual y se acerca a la cifra acumulada de todo el año 2022, que se cerró con la presencia de 792.588 turistas del Reino Unido, un +2,7% superior al 2019. Por lo tanto, si Gran Canaria contabiliza la misma presencia de clientes británicos que tuvo la última temporada de invierno -414.251 turistas-, se estima que antes de finalizar el mes de noviembre ya se habrán superado los registros de entrada del pasado ejercicio y el resultado final se encontraría, incluso, por encima del techo histórico de este mercado, establecido en el año 2017 con la presencia de 889.886 turistas.

Además, el gasto medio del cliente británico en Gran Canaria ha ascendido hasta situarse en una media de 1.348,9 euros por individuo, con aumento del gasto en la estancia de un 14%, y por día, de un 11%. Mientras, la estancia del británico es de 8,5 días.

Para el consejero, "el reto está ahora en consolidar, y si podemos mejorar, este buen momento que nos permite compensar los problemas de otros mercados, como el alemán o el nórdico, de mayor peso histórico en nuestra economía y que están tardando en recuperar su comportamiento habitual", explicó el consejero antes de recalcar la dificultad a la hora de establecer perspectivas en un escenario tan volátil y lleno de incertidumbres como el actual. Este recordó que el dato general de clientes acumulados en la isla, entre enero y septiembre, es de 2.580.948, un 15% más de lo recibido en los mismos meses de 2022.

El mercado emisor del Reino Unido es uno de los más importantes y de mayor peso estratégico en la economía canaria, aunque históricamente ha estado por debajo de otras nacionalidades o regiones como la alemana o nórdica. Sin embargo, tras el verano, el británico se ha situado como el primer cliente del sector turístico de Gran Canaria.

Este rendimiento sorprende a una gran mayoría de expertos, al considerar la crisis económica que atraviesa el país y los problemas añadidos por el Brexit y el Covid. "Vemos como cada mercado se comporta de una manera distinta", reconoció el consejero antes de explicar: "Los alemanes se encuentran en una situación financiera igualmente delicada y durante el 2023 el gobierno bávaro hizo una llamada a la contención del gasto, que el ciudadano alemán siguió con bastante rigor ante la amenaza de un invierno sin calefacción. Por el contrario, todas las encuestas apuntan a que, si bien el momento económico del Reino Unido es igual de complejo, este no quiere o no está dispuesto a renunciar a su semana de vacaciones, de sol y de playa, y argumentan que para ellos es una necesidad vital. En consecuencia, el británico prefiero prescindir de otros gastos. Muchos incluso aseguran preferir sus vacaciones antes que comprarse un coche. Por eso es importante el análisis de los mercados y la apuesta por la diversificación de los mismos, que estamos realizando con éxito, y con el que poder compensar la caída de una nacionalidad con el incremento de otras y así no depender de un cliente. En nuestro caso, crecen los británicos, franceses, belgas, neerlandeses e italianos de manera notable".

El consejero indicó que el ritmo de las reservas es bueno, como también el crecimiento en la conectividad con un 11% más de plazas disponibles. Aunque también admitió un punto de moderación en las perspectivas "porque sabemos que estamos sujetos a muchas variables e incertidumbre por la situación económica, la crisis energética y los conflictos en Ucrania e Israel, unido a otros factores que no ayudan y que pueden desincentivar la inversión vacacional".

El análisis previo realizado por los técnicos y profesionales de Turismo de Gran Canaria, presentado ante los profesionales del sector en un encuentro que tuvo lugar en Infecar, indica que el cliente británico sigue considerando las vacaciones en el extranjero como esenciales, a pesar de las preocupaciones por la grave crisis y su incidencia en el coste de vida.

Este rendimiento sitúa a Gran Canaria y a Canarias, en general, como uno de los destinos preferidos de los británicos, considerando, además, que aún no han recuperado el volumen total de viajeros anterior al Covid. Los británicos realizaron en 2022 un 24% menos de salidas vacacionales. Sin embargo, el 50% eligió España y Canarias, junto a Baleares, han recuperado y mejorado sus números antes que otros destinos preferenciales del Reino Unido. Además, el gasto ha crecido en la estancia, un 14%, y por día, un 11%.

Otros datos ofrecidos señalan que el 42% de los británicos adultos viajan al menos una vez al año, mientras que el 21% lo hace hasta dos veces con destinos extranjeros. En lo negativo, bajan los días de estancia, eso sí, entre la categoría de 8 a 14 días y suben las de 4 a 7, con lo que han acortado sus vacaciones como vía para compensar la incertidumbre económica.

Otro hecho destacable, según los expertos de Turismo de Gran Canaria está en el valor creciente, a la hora de elegir destino de la cuestión de la sostenibilidad, hasta el punto que el 58% tiene este elemento como crucial. El 75% de los encuestados aseguran que la responsabilidad directa a la hora de abordar el Cambio Climático recae en las empresas turísticas, mientras que el 28% admite estar dispuesto a gastar más por unas vacaciones más sostenibles. Preocupa en este sentido el consumo de combustible y se 'castiga’ por ello a los viajes de larga duración en los que no entra Canarias. En este sentido, se calcula que los viajes podrían llegar a representar el 41% del total de emisiones de C02 en el año 2050. También es un cliente que planifica, opta por hoteles de cuatro y cinco estrellas y reserva con tiempo de antelación, con preferencia por el paquete del todo incluido, y que suele bloquear los mismos meses antes y pagar posteriormente de manera fraccionada. Las profesionales de la casa también destacaron el resurgimiento de las agencias de viaje en los últimos años.

Te puede interesar
Lo más visto